Decí lo que pensás.
Estudiá lo que querés.

ETER, pura comunicación

Articulación Universitaria

Si sos egresado de ETER , podés obtener un título universitario con sólo dos años más de cursada. La Escuela tiene firmados convenios con prestigiosas casas de estudios en las que, una vez recibido, vas a poder completar tu formación.

LOCUCIÓN DE RADIO Y TELEVISIÓN

La carrera se desarrolla en tres años y se accede, por un lado, al Carnet habilitante como Locutor Integral de Radio y Televisión otorgado por la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y por otro al título de Técnico Superior en Locución, con validez nacional, reconocido por el Consejo General de Educación (CGE) de la provincia de Entre Ríos. La cursada es de cuatro días a la semana, de lunes a jueves.

El Plan de Estudios garantiza una formación integral en la cual la teoría, la práctica, el abordaje de las nuevas tecnologías y la producción constante son centrales. La carrera presenta cuatro segmentos troncales: Locución, Foniatría, Práctica Integral de Radio y Práctica Integral de Televisión.

Tras obtener el carnet, podés continuar tus estudios y completar una carrera universitaria con solo dos años más de cursada, como podrás verlo en la sección Articulación Universitaria de este sitio.

    ¿Por qué en ETER?

  • Porque tenemos un plantel docente de excelencia, en plena actividad profesional, y en diferentes géneros locutivos.
  • Porque el equipamiento tecnológico de la escuela te va a permitir vivir las clases como si estuvieras al aire.
  • Porque tenés contacto directo con los hombres y mujeres de los medios, tus futuros colegas.
  • Porque vas a entrenar en nuestros estudios y vas a enriquecer ese entrenamiento con un bagaje teórico acorde.
  • Porque ETER es la única escuela que aprovecha la foniatría al servicio de la locución.
  • Porque apenas egreses te vas a dar cuenta de que todas las materias tuvieron un sentido.
  • Porque hay muchos estilos de locución, pero en ETER vas a encontrarte con tu propio locutor.
  • La matrícula profesional vale. Y mucho. Sobre todo si estudiaste en ETER.